Vivienda y Jóvenes ¿Compra o Alquiler? la frustración del proceso de emancipación

Dificultades para acceder a la vivienda

 

Estos dos mundos relacionados en continua lucha de titanes y donde todavía se sostiene una media de edad de 29 a 30 años para poder acceder a la vivienda ya sea a modo de alquiler o con opción a compra provoca la ralentización y la frustración del proceso de emancipación de la persona y coloca a España en una tasa alta dentro de Europa de abandono del núcleo familiar.

“Este colectivo es cada vez más vulnerable para el acceso a la vivienda”
José Luis Abálos, Ministro de Fomento.

 

La frustración del proceso de emancipación 

 

Para acceder al mercado inmobiliario, ya debemos de tener como principal factor económico un empleo sostenible e ideal, que no solo tenga un alto ingreso mensual para poder en su caso asumir un coste hipotecario alto o un alquiler desorbitado en algunas ciudades, si no que este empleo debería de caracterizarse por indefinido o de larga duración para que el banco ofrezca una oportunidad de compra en “solitario”.

“La ruptura de una pareja o la pérdida del empleo otro factor añadido que provoca la vuelta al ámbito familiar generando un círculo vicioso sin salida por la inexistencia de la independencia económica”

Entra en juego para poder respaldar este proceso la ayuda familiar que en muchos de los casos ofrecen una ayuda económica o incluso ceden viviendas a modo de herencia familiar para conseguir la emancipación de sus hijos/as. Estamos en un punto inflexivo en el que esta cadena de consecuencias o cumplimiento de factores para acceder al mercado inmobiliario hace que la lucha interna de conseguir la emancipación como éxito personal se le añada la ausencia de políticas de empleo eficientes que hacen del joven el perjudicado en primera persona.

Como entidad enfocada a la juventud, dotándoles de formación para el empleo, nos alarma que sólo el 26% de los jóvenes en el 2018 pueden permitirse vivir fuera del espacio familiar. Creemos que el estado solo ofrece “precariedad laboral” para la mayoría de los jóvenes españoles excluyéndolos de forjar un camino y una vivienda sin el respaldo de ayudas económicas viables y elevando los precios del mercado inmobiliario aumentando la imposibilidad de su alcance.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies