fbpx

Inser

Historias de vida del programa de orientación e inserción
sociolaboral para jóvenes en riesgo

Laura, 19 años

Cuando llegué al programa de inserción sociolaboral estaba perdida y desanimada. No tenía una educación sólida y me costaba mucho encontrar trabajo.

Gracias a las tutorías y los talleres que recibí empecé a sentirme más segura y a tener más habilidades para el empleo, aprendí a redactar un CV y a enfrentarme a una entrevista de trabajo con confianza.

La mejor parte fue cuando realizamos mentoría laboral con una empresa local, ahí descubrí realmente cómo funciona el mundo laboral y recibí consejos que creo, me servirán para toda la vida.

Encontré un trabajo en una cafetería cerca de mi casa, y no solo agradezco el empleo, si no también todo lo aprendido que me servirá para mejorar mis calidad de vida y seguir avanzando.

Mohammed. 21 años.

Llegué a España con 13 años me crié en un Centro de Menores y durante los últimos años al salir de él estaba en un “camino oscuro”, no terminé la ESO y me sentía atrapado. Pero en el programa de inserción sociolaboral, ya al principio, en los talleres de habilidades prelaborales fui consciente del potencial que tenía: hablaba idiomas diferentes, había vivido en diferentes ciudades y tenía diferentes círculos de amigos y amigas que me habían ayudado a socializar y poder por ejemplo, trabajar de cara al público.

Gracias al programa conseguí terminar la secundaria y mejoré mis habilidades de comunicación y de búsqueda de empleo. Durante mis prácticas formativas no laborales en una tienda de alimentación demostré lo que sabía y me ofrecieron un trabajo a tiempo completo.

Ahora tengo un trabajo, la educación secundaria y mucha más confianza en mí mismo, mi camino se iluminó. Gracias.