fbpx

El Rol de la Vivienda Segura en la Inclusión de Personas Sin Hogar

El Rol de la Vivienda Segura en la Inclusión de Personas Sin Hogar

La falta de vivienda segura es uno de los mayores obstáculos para la inclusión de personas sin hogar. 

El programa garantiza alojamiento durante todo el año, cubriendo las necesidades básicas de las personas y el mantenimiento del hogar. Los pisos son entornos seguros y estables en los que cada persona se siente querida, entendida, acompañada y respetada por profesionales especializados.
 
Los pisos están ubicados en barrios con una amplia red de recursos y están completamente integrados en la comunidad. Esto facilita la participación activa de las personas en su entorno inmediato y promueve su integración educativa, social y laboral.

Un elemento clave es el empoderamiento de las personas beneficiarias. Tener un lugar seguro para vivir es fundamental para la creación de un proyecto de vida. El programa busca fortalecer la autoestima y la autonomía personal de las personas sin hogar, brindándoles un entorno en el que pueden desarrollarse.

El acceso al programa requiere que las personas tengan entre 18 y 65 años y cuenten con la autonomía necesaria para la vida independiente. También deben comprometerse con el proceso de desarrollo de competencias para su futura vida independiente de manera proactiva.