fbpx

Desafíos y Respuestas ante el Sinhogarismo en Andalucía

Desafíos y Respuestas ante el Sinhogarismo en Andalucía

El sinhogarismo es un problema complejo y persistente en la sociedad. En Andalucía, como en muchas otras regiones, la crisis sanitaria, social y económica desencadenada por la Covid-19 ha puesto de manifiesto la necesidad urgente de abordar este desafío de manera integral. 

El sinhogarismo es un problema estructural que está vinculado a la exclusión social. Las personas sin hogar a menudo enfrentan una serie de desafíos comunes, que incluyen la ruptura de vínculos sociales y familiares, la falta de recursos económicos y la ausencia de vivienda propia. Estas circunstancias pueden llevar a una disminución de la autoconfianza, aislamiento relacional y dificultades para acceder al empleo y al sistema de protección social.
 
Si bien el estudio «Conocer para actuar» de la Junta de Andalucía en  2017 estimó que había alrededor de 1.731 personas sin hogar en las principales ciudades de Andalucía, las ONGs han informado de cifras cercanas a las 4.000 personas en toda la región. La naturaleza volátil de esta población y la falta de documentación hacen que la estimación precisa sea un desafío.
 

El programa de inserción laboral y social en Andalucía tiene como objetivo abordar estos desafíos de manera integral. Proporciona la preparación necesaria para que las personas sin hogar desarrollen una vida independiente. Esto se logra a través de planes de inserción que fomentan la autonomía y promueven la conexión con la comunidad, permitiendo a las personas sin hogar empoderarse y eventualmente emanciparse de manera segura y exitosa.

La intervención socioeducativa en el programa se basa en principios fundamentales, como trabajar por la dignidad de la persona, reconocer sus derechos fundamentales y fomentar la responsabilidad y la resiliencia. El equipo educativo se compone de profesionales experimentados en una variedad de áreas y utiliza enfoques eclécticos basados en evidencia para brindar apoyo de alta calidad.

Un componente crucial del programa es la participación activa de las personas beneficiarias en la vida del programa. Se les considera sujetos directos de derechos y obligaciones en el programa. La conexión con la comunidad y la participación en ella brindan la oportunidad de expandir y fortalecer las redes de apoyo social, lo que aumenta significativamente los niveles de empoderamiento.

El sinhogarismo es un problema complejo y multifacético que afecta a muchas personas en Andalucía y en todo el mundo. El programa de inserción laboral y social está abordando este desafío de manera integral, proporcionando a las personas sin hogar las herramientas y el apoyo que necesitan para recuperar su independencia y dignidad. A medida que continuamos enfrentando esta crisis social, es esencial que sigamos trabajando juntos para brindar soluciones efectivas y duraderas a quienes más lo necesitan.